miércoles, 25 de agosto de 2010

Tengo ganas de acabar con todo.

En mi mochila, una garrafa de gasolina, y en mis arterias mucho dolor y adrenalina. Entre magullado a los lavabos, y espere a que todos se hallasen en clase, y el pasillo despejado.
Mientras el concerje tomaba café las llaves de las aulas de su despacho robé. Subi a la mia que estaba en un 4 piso y cerre una puerta desde fuera con sigilo. Abri la otra derepente y volque el combustible, SORPRESA! no les dio tiempo a reaccionar. Heche un fosforo, les encerre y me puse a caminar, puedo recordar los gritos, sinfonia irresistible.
Los bomberos salvaron algunas vidas pero muchos no me volveran a molestar, la profesora histerica huyendo de las llamas salto por la ventana y ya no ha vuelto a andar.
Ha pasado el tiempo, no he vuelto al colegio, tampoco a casa, pero este lugar tiene ventajas. Aqui no me maltratan aunque es todo muy frio, y me dan pastillas que me hacen estar traquilo. A veces paso imaginando la manera de matar a una enfermera y me tengo que controlar, se que con el tiempo me tendran que soltar.
Me arrepiento, lo juro! 
...a quien quiero engañar?

Sé que es una canción bastante tétrica, pero me encanta. No me banco a ninguno, pero quedensen tranquilos, no voy a matar a nadie. De ahí a que Emily lo haga, eso es otra cosa :P jajajaja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta por que si no mando a Barney a tu casa para que abra la canilla de agua caliente mientras te bañas.