lunes, 20 de septiembre de 2010

Como salvar una vida.

Primer paso, le decis que necesitamos hablar. Él camina, y le decis que se siente, que es sólo una charla.
Te sonríe amablemente, vos miras directamente a una especie de ventana a tu derecha. Mientras él se va hacia la izquierda, vos te quedas quieto entre las lineas del miedo y culpa.
Te empezas a preguntar por qué viniste.
Le haces saber que vos lo sabes mejor, por que de verdad lo sabes mejor. Intentas pasar su defensa, sin la concesión de la inocencia. 
Haces una lista de lo que está mal, todas las cosas que le dijiste todo este tiempo, y le rezas a Dios que te escuche. 
Mientras empieza a gritar, vos bajas la voz y le concedes una última oportunidad. Él va a hacer una de dos cosas: Admitir todo, o decir que cambió. 
Y ahí te vas a empezar a preguntar por qué viniste.
Donde me equivoqué? Perdí un amigo en mitad de la amargura. Hubiera podido quedarme despierta toda la noche con vos, si hubiera sabido cómo salvar una vida.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta por que si no mando a Barney a tu casa para que abra la canilla de agua caliente mientras te bañas.