domingo, 19 de septiembre de 2010

Mason.

"El Domingo fué un día distinto. La alegría fué desapareciendo poco a poco. Por último nos encerramos en una habitación los dos solos. Nos miramos mientras permanecíamos en silencio. Después nuestras figuras se esfumaron por las lágrimas que vertian nuestros ojos.
Alcancé a decir:
-Bueno, no nos pongamos así, de cualquier manera nos encontraremos otra vez en el cielo.
Mason respondió:
-¿Tú crees, René? Yo tengo mis dudas."



1 comentario:

Comenta por que si no mando a Barney a tu casa para que abra la canilla de agua caliente mientras te bañas.