jueves, 11 de noviembre de 2010

The art of pretending.

Ser un adolescente esta sobrevalorado. Todos nos equivocamos, somos cabezas duras y no nos importa lo que no piensen nuestros padres la mayor parte del tiempo. La escuela es el infierno en la tierra, causamos problemas, peleamos, amamos y nos rendimos. La verdad es que estamos todos cagados de la cabeza. Todos venimos de familias disfuncionales, por que ninguna es perfecta. Palabras que no planeamos salen de nuestras bocas cuando gritamos. A todos nos rompieron el corazón. El colegio es irrelevante, pero vivimos de las frases y de la música. Estamos cansados. Cansados de despertarse todas las mañanas teniendo que ir al infierno, quiero decir, al colegio, donde vemos gente que odiamos e incluso gente que amamos. Nos cansamos de esperar un mensajito de texto o llamadas que quizas nunca lleguen. Pero lo más importante de todo, es que nos cansamos de pretender que estamos bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta por que si no mando a Barney a tu casa para que abra la canilla de agua caliente mientras te bañas.