miércoles, 24 de noviembre de 2010

Calma pueblo.

Nací mirando para arriba el 23 de Febrero. Después de estudiar tanto terminé siendo rapero. Mi familia es grande, en mi casa somos ocho. Y la clase media-baja no recibe plan ocho. Es normal que mi comportamiento no les cuadre, y más cuando el gobernador desempleó a mi madre. Me desahogo cuando escribo mis letras francas pa' no terminar explotando en la Casa Blanca.
Mis rimas te ponen tenso y te dan calambre, yo soy el que hago que coman sin que tengan hambre. Mezclo lo que veo con lo melódico. Yo estoy aquí para contarte lo que no cuentan los periódicos.
Es el momento de la música independiente, mi disquera no es Sony, mi disquera es la gente. Las personas que me siguen escuchan el mensaje por eso me defienden a los puños sin vendaje.


A ti te ofende lo que escribo, a mi me ofende tu playback, que estés doblando en vivo. A mi ofende cuando tu sobornas a la radio con plata, con dinero pa' que te suenen a diario. Ni siquiera los Beatles tenían cuatro canciones sonando al mismo tiempo en las radio-estaciones.
Esto lo puede ver hasta un bizco, tú vendes porque tu mismo te compras tus propio disco. No me digas que no si a mi me han ofrecido hacer eso, la mitad de los artistas deberían estar presos, a mi no me ofende que por hablar mucho me llamen loco. Tú dices poco porque sabes poco. 

Yo uso al enemigo, a mi nadie me controla. Les tiro duro a los gringos y me auspicia Coca-Cola. De la canasta de fruta soy la única podrida. Adidas no me usa, yo estoy usando Adidas. Mi estrategia es diferente, por la salida entro, me infiltro en el sistema y exploto desde adentro.
Todo lo que les digo, es como el Aikido, uso a mi favor la fuerza del enemigo.
Ahora quítate el traje, falda y camiseta, despójate de prendas, marcas, etiquetas. Pa' cambiar al mundo, desnuda tu coraje. La honestidad no tiene ropa ni maquillaje.
No me hablen de carteles ni de los Soprano, la mafia más grande vive en el Vaticano. Con el truco de la fé se cogen a la gente, se cogen a cualquiera que piense diferente. A mi no me cogen, yo creo en lo que quiera.
Creo en la gente, creo en mi bandera, creo que los que me señalan con el dedo me tienen miedo porque yo no tengo miedo.
Calma pueblo que aquí estoy yo. Lo que no dicen lo digo yo, lo que sientes tú lo siento yo. Porque yo soy como tú, tu eres como yo.

1 comentario:

Comenta por que si no mando a Barney a tu casa para que abra la canilla de agua caliente mientras te bañas.