lunes, 10 de enero de 2011

La cigarra.

Tantas veces me mataron, tantas veces me morí, sin embargo estoy aquí, resucitando.
Gracias doy a la desgracia y a la mano con puñal, porque me mató tan mal, y seguí cantando.
Cantando al sol como la cigarra, después de un año bajo la tierra, igual que sobreviviente que vuelve de la guerra.
Tantas veces me borraron, tantas desaparecí. A mi propio entierro fui, solo y llorando. Hice un nudo del pañuelo, pero me olvidé después que no era la única vez y seguí cantando.

Tantas veces te mataron, tantas resucitarás. Cuántas noches pasarás desesperando.
Y a la hora del naufragio, y a la de la oscuridad, alguien te rescatará, para ir cantando.
Cantando al sol como la cigarra, después de un año bajo la tierra, igual que sobreviviente que vuelve de la guerra.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta por que si no mando a Barney a tu casa para que abra la canilla de agua caliente mientras te bañas.