viernes, 25 de marzo de 2011

Y que no soy lo que espera, ni un rockero ni un marido♪

En un pueblito de putas, perras y bufarrones vio la luz Carolina, una nena con cojones.
Ya está cansada de llorar por los rincones por eso busca un rockero que le regale flores y que la invite a vivir en un castillo de canciones.
Pasó la noche y la Caro perdió de a poco el brillo, todo lo que había tomado la dejó sin apetito. Y se olvidó que juramos para siempre estar unidos.
Tengo casa y tengo comida pero nadie me cuida ni me da el corazón.

1 comentario:

Comenta por que si no mando a Barney a tu casa para que abra la canilla de agua caliente mientras te bañas.