lunes, 19 de septiembre de 2011

I hope it's nice where you are.

Posiblemente haya sido el hecho de que terminé de leer un libro que me puso el dedo el la llaga, pero siguiendo mi estúpida self-destructive actitud hoy decidí enfrentarme a un hecho chico que me aterrorizaba. Ver fotos.
Simplemente busqué una foto. No específica, pero una foto. Revisé los cajones hasta que encontré las fotos de mi comunion, para encontrarme con la foto de mi abuela al lado mio.
Y reaccioné exactamente como sabía que iba a reaccionar. Si, lloré. Si, mucho.
Siempre con esa sonrisa, y ese pelo del mismo color de sus ojos. A eso le tenía miedo, a abrir la herida otra vez, a enfrentarme denuevo con los recuerdos que no queria olvidar, pero que me perseguían.
Fué volver a escuchar su risa en mi oído, fué volverle a agarrar la mano. Fué dolor, tristeza y nostálgia, todo a la vez. Fué llorar lo que no lloré en su funeral. Fue finalmente a travezar lo último que me quedaba de duelo, la realidad.
Era saber que cualquiera puede tirar lágrimas, sentir el nudo en la garganta y la picazón en los ojos, pero pocos pueden llorar.
Sólo podía comparar esa Elena, con la que estaba en esa cama de madera esa madrugada, que yo ya no consideraba mi abuela.
Por que mi abuela era hermosa, y sus ojos brillaban de alegría con sus nietos, y siempre nos mostraba esa sonrisa suya. No, mi abuela no era ese cuerpo frío enfrente mío. No era ese...recipiente vacío. Y seguramente fué por eso que no lloré. Por que no veía a mi abuela ahi. Y quizá "La vida después de la muerte" sea sólo un dicho para tratar de soportar el dolor, pero si existe, ella se merece el más precioso de los paraísos.
Y en el libro que leí aprendí algo: Que si tomamos su código genético, su cuerpo, y sus recuerdos, todo esto junto no nos da a mi abuela. Por que el todo es más a la suma de las partes, por que hay algo más, y este algo no puede ser creado ni destruído. No puede nacer ni morir.  Y que no desapareció cuando ese 6 de Julio ella tuvo ese paro cardiaco respiratorio.
Y aunque la realidad es la realidad, y sé que ese cuerpo se descompone en el nicho 6471 del cementerio, transformandose en huesos para luego ser polvo, eso ya no duele. Por que no es mi abuela la que está ahi.
Las últimas palabras de Thomas Eddison fueron "Es muy hermoso allá", y quizá nunca sepa cuales fueron las últimas palabras de mi abuela antes que le pusieran la anestésia en la sangre, y tampoco sé donde es "Allá", pero sé que es en algún lado, y espero que sea hermoso. Por que ella se lo merece.
Y este pensamiento es que me empuja a seguir. Llámenme ilusa, pero perdemos cosas para darnos cuenta lo importates que son, y de las lecciones que nos dejaron. Y eso me da esperanza. Por que somos indestructibles, invencibles, inmortales. "La muerte no es más que la próxima gran aventura".

1 comentario:

Comenta por que si no mando a Barney a tu casa para que abra la canilla de agua caliente mientras te bañas.