martes, 27 de noviembre de 2012

Parece una joda: Al final era francés.

Tanto que jodieron con Gardel, si nació en Francia o Tacuarembó que entre Argentina y Uruguay ya van a ver la terrible guerra que se armó.
Empezaron por dinamitar y volar todos los puentes sobre el río Uruguay y eso de volar puentes lo tomaron en serio: dinamitaron hasta el puente aéreo.
Argentina invadió la isla Martín García  y Uruguay invadió las Malvinas. Los ingleses se cagaban de risa y hasta la reina esbozó una sonrisa.
Y en la radio ya se estaba comentando que Los Beatles eran de Pando, Sinatra de Tucumán. Mientras seguía esta macana, derramando sangre hermana por un tango nada más.
En Uruguay un decreto prohibió llevar por nombre Evita o Diego. Y en Argentina nadie se podía llamar Obdulio, Enzo Paco o Johnatan.
Los yoruguas gritaban "olelé olalá San Martín se la come, Artigas se la da" y la rubias de New York cantaban "Gardel! date una vuelta por la YMCA".
En Uruguay fusilaban frente a un pelotón a los que hablaban de "boludo" y "chabón". Y en Argentina si usabas mate y termo seguido de seguro eras un desaparecido.
Y hasta al Papa le tiraron con el fardo rezó una misa en lunfardo y bailó tango con la cruz. Hasta que un libro de dudosa procedencia les hizo tomar conciencia cuando su historia salió a luz.
Y ese libro contaba mentiras infundadas que nunca nadie probó. Que solo lo conocían como el zorzal criollo y en cambio Julio Sosa del tango era "el varón". También se le inventaba que se daba la biaba y justo fue a quedarla allá por Medellín.
Y fue tanta la vergüenza que sintieron que no lo resistieron ser compatriotas de un traidor, y decidieron dándose la mano que Carlitos era peruano. Somos hermanos de corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta por que si no mando a Barney a tu casa para que abra la canilla de agua caliente mientras te bañas.